Novena a Nuestra Señora de Guadalupe

Estimados amigos:

 

Hoy comienzo la Novena a Nuestra Señora de Guadalupe. La fiesta de Nuestra Sra. de Guadalupe es el 12 de diciembre.

 

Deseo compartir unas oraciones que estoy utilizando como una novena a nuestra Señora. Hay varias novenas y oraciones que existen para celebrar la fiesta de Nuestra Señora de Guadalupe; sin embargo, las siguientes son las que estoy utilizando para mi uso privado como una novena en anticipación de el viernes, 12 de diciembre.

 

Atte.,

 

Miguel Agustín Livas

 

 

Novena a Nuestra Señora de Guadalupe

 

La Señal de la Santa Cruz

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos defiéndenos, Señor Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.

 

Oración al Espíritu Santo

Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V. Envía, Señor, tu Espíritu, y todo será creado,

R. Y renovarás la faz de la tierra.

Oremos. O Dios, que aleccionaste los corazones de los fieles con la ciencia del Espíritu Santo, haz que guiados por este mismo Espíritu, saboreemos la dulzura del bien y gocemos siempre de sus divinos consuelos. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

V. Señor, abre mis labios,

R. Y mi boca anunciará tus alabanzas.

V. O Dios, ven en mi ayuda,

R. Señor, apresúrate a socorrerme.

V. Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

R. Como era en el principio, es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

 

Oración a Nuestra Señora de Guadalupe

O María, Madre mía de Guadalupe, alcánzame de Jesús el perdón de mis pecados, su bendición para mi y mi familia; curación para nuestras enfermedades, remedio para nuestras necesidades, antes bien, líbranos de todo peligro, ¡O Virgen gloriosa y bendita!

Nuestra Señora de Guadalupe, ruega por nosotros.

San Juan Diego, ruega por nosotros.

 

Ofrecimiento de si mismo a Nuestra Señora

¡O, Señora mía! ¡O, Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a Vos; y en prueba de mi filial afecto os consagro en este día mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra, todo mi ser. Ya que soy todo vuestro, O Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra. Amén.

 

Oración a Nuestra Señora

Dulce Madre, no te alejes. Tu vista de mi no apartes. Ven conmigo a todas partes, y solo(a) nunca me dejes. Ya que me proteges tanto, como verdadera Madre, haz que me bendiga el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Amén.

 

Padre nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea Tu nombre. Venga a nosotros Tu Reino; hágase Tu Voluntad, así en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, y perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; y no nos dejes caer en la tentación, mas líbranos del mal. Amén.

 

Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

 

Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio, es ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

 

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, Virgen purísima, en tus manos encomendamos nuestra fe para que la ilumines, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen purísima, en tus manos encomendamos nuestra esperanza para que la alientes, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen purísima, en tus manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames, llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros los pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Virgen purísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad, Virgen concebida sin la culpa del pecado original. Amén.

Post a Comment

Required fields are marked *

*
*

%d bloggers like this: